Las cinco claves del buen anfitrión



La cena de Nochebuena. La comida de Navidad. La cena de Nochevieja. La comida de Reyes. Por mucho que nos vendan que la Navidad es una época de alegría, de regalos, de villancicos o de paz, lo que más hacemos es comer. Comer… y dar de comer. Si este año te toca ser anfitrión en alguna de las fechas señaladas (sería raro que no lo fueras), te recomendamos cinco claves para disfrazarte del perfecto anfitrión. En el maestro del hospedaje. ¡En el Dios hospedador!

1. Recibimiento de los invitados, momento clave para marcar la dinámica de la velada
Con el objetivo de esperar a que lleguen todos los comensales, y para romper el hielo, lo mejor es servir un aperitivo corto y que no quite el hambre. Los invitados permanecerán de pie para permitir la llegada de todos los comensales y disimular la de los más impuntuales. El anfitrión siempre hará el recibimiento de los invitados en la entrada de la casa; luego el aperitivo se llevará a cabo en un espacio que reservemos dentro del salón-comedor pero nunca sentados en la mesa. La etiqueta del anfitrión siempre tiene que ser la misma que la que él pida a sus invitados, dependerá de la tesitura de la cena. La única norma es ir elegante: aunque sea de carácter informal, no hay que olvidar que estamos en una fiesta.

2. Ubicación de los comensales: juntos pero no revueltos
Situaremos a los anfitriones en el centro o en las cabeceras de la mesa, dependiendo de lo cerca que queden estos sitios del acceso a la cocina, para facilitarles el trabajo. Al resto deberíamos colocarlos procurando generar un ambiente uniforme y evitar posibles incompatibilidades. Ubicar a personas afines juntas siempre da buen resultado; es buena idea alternar a las personas según su sexo para evitar que se sienten todos los hombres en un bando y las mujeres en otro. Es aconsejable que las parejas se sienten separadas para que queden más integradas. En los extremos de la mesa se sentarán los habitantes de la casa o los más jóvenes. Es preferible habilitar otra mesa para los niños y que coman en otro momento.

3. La mesa: cada cosa en su sitio
El primer impacto visual que recibe el invitado al llegar es la forma en la que está colocada la mesa. La norma fundamental es que guarde una relación de proporcionalidad con el número de comensales, teniendo en cuenta que cada uno
necesita como mínimo 70 cm y como máximo 100 cm. Además, es aconsejable poner una mesa de apoyo para no sobrecargar la mesa principal. Otros aspectos a tener en cuenta: mantelería (debe ser de tejidos naturales y de colores claros y la servilleta debe estar doblada sencillamente), vajilla (la que se ajusta al menú que vamos a degustar, es recomendable que dé color a la mesa), cristalería (sólo se ponen las copas necesarias para el vino que se vaya a servir, además del agua), cubertería (de fuera hacia dentro en el orden en el que se vayan a utilizar), elementos decorativos (que no entorpezcan la visión entre
comensales, se recomiendan centros de flores naturales o secas no artificiales).

4. No hace falta ser experto para comportarse correctamente en la mesa: hay que tener sentido común
El objetivo fundamental de toda celebración navideña es el de disfrutar tanto del menú como de la buena compañía, por lo que todo anfitrión debe ser capaz de crear un ambiente agradable. Para ello hay que evitar: temas conflictivos que susciten polémicas, temas escatológicos, que alguien monopolice la conversación, dejar que
alguien quede ignorado o marginado, utilizar el teléfono móvil (sólo si es una llamada imprescindible), fumar durante la comida (sólo en los postres y bajo autorización), tomar jarabes o medicamentos disueltos en agua en la mesa, utilizar palillos o tomar una infusión o café sin sacar la cucharilla de la taza.

5. Convertir la sobremesa en el colofón final de una gran celebración
En las Fiestas Navideñas la sobremesa toma un papel relevante ya que es, normalmente, el momento más distendido de la velada. Es el momento perfecto para sorprender a los invitados con un detalle especial, que muestre el cariño con el que hemos preparado la visita. Ejemplo: Magnum After Dinner, un complemento ideal para servir con el café por su contraste frío-calor.

¡Y a triunfar!

Escrito por Redaccion el 21 diciembre, 2011 | 9 comentarios
Etiquetas: , , alimentacion

Sabores (@sabores_com) (@sabores_com) | 21 de diciembre de 2011 | 6:46 pm

Las cinco claves del buen anfitrión http://t.co/1ynAwxGr #recetas #navidad #alimentacion #anfitrion

Grill Market (@GrillMarketve) | 21 de diciembre de 2011 | 7:33 pm

RT @sabores_com: Las cinco claves del buen anfitrión http://t.co/1ynAwxGr #recetas #navidad #alimentacion #anfitrion

Sabores (@sabores_com) (@sabores_com) | 22 de diciembre de 2011 | 9:22 am

Te desvelamos las 5 claves para ser un buen anfitrión estas navidades http://t.co/zLpcfwxT

Cuinàrium (@Cuinarium) | 22 de diciembre de 2011 | 11:25 am

La gente de @sabores_com nos desvelan las 5 claves para ser un buen anfitrión estas navidades y que todos lo pasen bien http://t.co/MkWuGGsP

SUPERMERCADO (@Lagomarket) (@Lagomarket) | 22 de diciembre de 2011 | 5:35 pm

Las cinco claves de un buen anfitrión en estas navidades. > http://t.co/rUYB8jcN

Kaiku Sin Lactosa (@KaikuSinLactosa) | 22 de diciembre de 2011 | 7:41 pm

RT @sabores_com Las cinco claves del buen anfitrión http://t.co/cMFNkVci #recetas #navidad #alimentacion

Sweet Factory, C.A (@SweetFactory_ca) (@SweetFactory_ca) | 23 de diciembre de 2011 | 3:44 am

Las claves para ser un buen anfitrion en estas navidades: http://t.co/huyMDAZc

Sabores (@sabores_com) (@sabores_com) | 23 de diciembre de 2011 | 10:30 am

Las cinco claves del buen anfitrión http://t.co/zLpcfwxT

Cocina para todo (@Cocinaparatodo) (@Cocinaparatodo) | 23 de diciembre de 2011 | 11:56 am

RT @sabores_com: Las cinco claves del buen anfitrión http://t.co/zLpcfwxT

Déjanos tu comentario